Menu

En finca de Astrea albergan a más de mil burros: Comunidad se alerta por el tema

Astrea 

El 60% de las vías de Astrea no cuentan con pavimentación, el transporte es difícil y no es broma el afirmar que sus habitantes utilizan los burros como método para movilizarse, sin embargo un fenómeno los está dejando sin estos cuadrúpedos en la población: Alguien los acapara todos en una finca.

Pedro Hernández desde hace 30 años reside en este municipio del noroeste del Cesar, por eso es testigo directo de cómo se utilizan los burros para ir de un corregimiento a otro, incluso dentro del mismo casco urbano.

Es palabras simples, admite que le preocupa que en una finca a 4 kilómetros estén congregados más de mil de estos ejemplares, a costa de compras permanentes y crías que anticipan lo rentable de un negocio.

Las consultas hechas por Cacica Noticias señalan que un burro es comprado hasta en $400.000, cifra que doblega el criterio de hasta las vendedoras de frutas que a lomo del cuadrúpedo recorren las calles ofreciendo sus productos.  

Eso, a juicio de José Carlos Barros, otro habitante de Astrea, redunda en la compra masiva de motocicletas y alerta sobre qué es lo que está pasando con los burros y por qué el interés de concentrarlos en un predio.

 

Negocio

Cacica Noticias recorrió el sector en el que están concentrados los burros. Un enorme lago sirve como fuente de agua a los animales, que pueden pastar sin ningún problema, para luego ser llevados a otro predio a pasar la noche.

No existe una voz de los propietarios del inmueble, pero el pueblo está seguro de que se trata de un negocio que consiste en exportar al oriente (supuestamente China) el cuero de los burros, luego de un sacrificio en Bucaramanga.

Jaime Mejía Muzza, secretario de Hacienda con funciones de Gobierno de Astrea, le dijo a este medio de comunicación que ya elevó un requerimiento a la propietaria de la finca, porque el traslado de los animales de un predio a otro pone en riesgo la seguridad vial. Además quieren conocer para qué los utilizan.  

 

Un caso que se repite

En febrero, las autoridades de Valledupar entraron en alerta porque en los corregimientos del norte se perdían los burros y posteriormente eran localizados sin sus pieles. El caso llevó, incluso, a la realización de un consejo de seguridad.

Las autoridades manejaron en su momento dos hipótesis: La primera está relacionada con el uso de la piel de los animales para camuflar cargamentos de cocaína y así exportarlos; y la otra hace referencia a la venta de la piel en el extranjero, para su posterior uso de fórmulas orientales de potencializadores sexuales.  

Mientras las autoridades establecen con veracidad para qué son utilizadas las pieles, en Astrea siguen lamentando la pérdida de lo que fuera un medio de transporte. 

Jorge Laporte Restrepo

Correo electrónico: laporte.jorge@gmail.com

Facebook: Jorge Luis Laporte Restrepo

Twitter: @Laporterestrepo

Instagram: jorgelaporte

Sitio Web: www.cacicastereo.com
volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here